Sobre la obligatoriedad de expediente previo para celebración de matrimonio según rito Islámico en España

Recientemente tuvimos ocasión de trabajar en un caso de unos clientes que tenían intención de contraer matrimonio religioso por el rito islámico. Iniciaron los trámites del expediente previo matrimonial que, al concurrir un elemento extranjero en la pareja, hace que dicho procedimiento se extienda en el tiempo durante varios meses. La pareja ya tenía varias fechas para la celebración del enlace por lo que les urgía tener una solución. Propusimos que aplicaran la excepción para la celebración por rito islámico en el que resulta posible tramitar el expediente previo para acreditar la capacidad de los contrayentes cuando se va a inscribir el matrimonio religioso en el Registro Civil correspondiente por lo que analizamos dicho régimen con mayor detalle.

Establece el art. 7.1 de la Ley 26/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España que “se atribuyen efectos civiles al matrimonio celebrado según la forma religiosa establecida en la Ley Islámica, desde el momento de su celebración si los contrayentes reúnen los requisitos de capacidad exigidos por el Código Civil” y que “para el pleno reconocimiento de tales efectos, será necesaria la inscripción del matrimonio en el Registro Civil“. En el art. 7.2 prosigue la Ley explicando “las personas que deseen inscribir el matrimonio celebrado en la forma prevista en el número anterior, deberán acreditar previamente su capacidad matrimonial, mediante certificación expedida por el Registro Civil correspondiente.” Tampoco resultará modificado el fondo de esta disposición a partir del 30 junio de 2017 por los cambios introducidos por la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria.

Así pues resalta claramente la diferencia y excepción que reconoce la Ley 26/1992 frente a los acuerdos con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (Ley 24/1992, de 10 de noviembre) y la Federación de Comunidades Judías de España (Ley 25/1992, de 10 de noviembre), los cuales establecen en su art. 7.2 que “las personas que deseen contraer matrimonio en la forma prevista en el párrafo anterior promoverán el expediente previo al matrimonio“.

Por tanto, el Acuerdo con la Comisión Islámica de España estableció una excepción para los matrimonios celebrados según el rito islámico permitiéndose que el expediente previo se tramitara con posterioridad a la celebración del matrimonio a los efectos de acreditar la capacidad matrimonial de los contrayentes.

A mayor abundamiento, la Instrucción de 10 de febrero de 1993, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, sobre la inscripción en el Registro Civil de determinados matrimonios celebrados en forma religiosa determina expresamente en su declaración sexta que “tratándose de matrimonios celebrados en al forma religiosa islámica, si excepcionalmente los interesados prescinden bajo su propia responsabilidad del trámite previo de expedición del certificado de capacidad matrimonial, la calificación, con vistas a su inscripción, de la certificación del matrimonio celebrado habrá de abarcar no sólo los requisitos formales de esta certificación sino también la concurrencia de todos los requisitos de fondo exigidos para la validez civil del matrimonio.”

 La Instrucción de la DGRN de 1993, que era muy explícita en sus planteamiento, ha sido derogada por la Orden JUS/577/2016, de 19 de abril, sobre inscripción en el Registro Civil de determinados matrimonios celebrados en forma religiosa y aprobación del modelo de certificado de capacidad matrimonial y de celebración de matrimonio religioso, que no recoge expresamente la excepción del matrimonio celebrado por el rito islámico sólo menciona en su art. 4 que “la inscripción en el Registro Civil competente de los matrimonio celebrados en la forma religiosa prevista en  los Acuerdos de Cooperación del Estado con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, con la Federación de Comunidades Judías de España y con la Comisión Islámica de España, así como en el apartado 2 del artículo 60 del Código Civil, requerirá la previa tramitación de un acta o expediente previo de capacidad matrimonial“. Efectivamente en todo caso para la inscripción de un matrimonio religioso será inexcusable que se haya tramitado un expediente previo de capacidad matrimonial, pero no hace referencia la Orden Ministerial al momento en el que dicho expediente ha de tramitarse, por tanto habremos de estar a lo que dicten la leyes.

El asunto que hoy nos ocupa también tuvo ocasión de ser abordado por el Tribunal Constitucional en STC 194/2014, de 1 de diciembre, sobre recurso de amparo 6654-2012, promovido por D. Bassirou Sene Sene en cuyo FJ 5º el TC consideró que nuestra legislación ha establecido dos vías para el reconocimiento del matrimonio celebrado bajo el rito islámico. En primer lugar “la regla general es que la celebración del matrimonio requiere, con carácter previo, la instrucción de un expediente, para que el instructor del mismo se cerciore de que ambos solicitantes pueden contraerlo, y expida así el certificado de capacidad matrimonial cuando reúnan los requisitos señalados en el Código civil“, que será el mismo régimen que el aplicado a las demás confesiones religiosas.

En segundo lugar, “se establece una regla especial en el caso del matrimonio celebrado por el rito islámico, a diferencia de lo que sucede con otro tipo de matrimonios, consistente en que se permite excepcionalmente a los contrayentes celebrar la ceremonia religiosa sin la previa instrucción del expediente y, por tanto, sin que se haya comprobado la concurrencia de los requisitos civiles, aunque puedan cumplirse los establecidos por la ley islámica, pues no olvidemos que las normas civiles y religiosas difieren en lo que a la capacidad para contraer matrimonio se refiere, y, desde luego, lo es en esta forma de matrimonio islámico. En este caso excepcional en que se contrae matrimonio islámico sin previa instrucción de expediente, la inscripción registral adquiere una especial importancia dado que la misma trasciende de la mera formalidad registral, al encomendar al Juez encargado del Registro Civil la función de comprobar que los contrayentes de un matrimonio islámico ya celebrado reunían los requisitos de capacidad y validez exigidos por el Código civil, así como por las normas de derecho internacional privado cuando los contrayentes sean extranjeros”.

Por todo lo anteriormente expuesto, hemos de concluir sin lugar a ninguna duda, que para el matrimonio religioso celebrado según el rito islámico existe una excepción por la que la tramitación del expediente previo de capacidad matrimonial puede realizarse posteriormente a la celebración del mismo y de forma previa a su inscripción en el Registro Civil correspondiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *